El estado actual de las vacunas y el nuevo chico del barrio: Valneva

21 de abril de 2022

Fecha:21 de abril de 2022

Secciones de contenido

  • Estado de la cuestión
  • ¿Dónde se merece el crédito?
  • Contabilización de los costes
  • El debate sobre el VAIDS
  • Valneva - el nuevo chico del barrio
  • Llevar a casa

Estado de la cuestión

Cada vez hay más pruebas de los datos adquiridos a nivel mundial, por ejemplo los cotejados por Nuestro Mundo en Datos, de que nos estamos acercando cada vez más a un equilibrio entre el SARS-CoV-2 y el sistema inmunitario humano. Dicho de otro modo, significa que la relación huésped-patógeno es menos desordenada y tiene menos impacto en las poblaciones humanas, y que estamos entrando en la fase endémica de la relación. 

Esto no significa que no vaya a aparecer una nueva variante -ya sea a través de una mutación "natural" y aleatoria o a través de las actividades de un laboratorio nefasto- que estropee las cosas más adelante. Pero justificar el arrastramiento autoritario que restringe las libertades individuales y obliga a aplicar procedimientos médicos innecesarios y a menudo experimentales de dudosa eficacia a una población mundial por lo que podría ser, no sólo es una locura extrema, sino que podría describirse razonablemente como una marca de locura.

Los riesgos para la salud humana que plantea el SRAS-CoV-2 son ahora pequeños en comparación con otros riesgos de enfermedades infecciosas o crónicas y se ven empequeñecidos por los riesgos para el funcionamiento de la sociedad causados por diktats autoritarios justificados por la preocupación por la transmisión del virus. En los países que han experimentado las mayores tasas de infección, los títulos de anticuerpos neutralizantes son sistemáticamente altos. Sabemos que estos niveles elevados de anticuerpos no duran más que unos pocos meses, y también sabemos que la protección a largo plazo se deriva mucho más de la infección adquirida de forma natural que de las inyecciones de covid-19, incluso con la cepa delta más virulenta. La base científica de esto no es nada del otro mundo: las vacunas estimulan una respuesta inmunitaria de corta duración frente a una sola de las 26 proteínas de la superficie del virus; la inmunidad adquirida de forma natural desencadena una respuesta inmunitaria innata y adaptativa de base más amplia y de mayor duración frente a las múltiples proteínas de la superficie del virus.

¿Dónde se merece el crédito?

Al mirar atrás y ver cómo hemos llegado hasta aquí, habrá quienes sigan argumentando que la mayor parte del mérito de esta transición de pandemia a endemia se debe a las inyecciones. Es un argumento difícil de justificar, dados los hallazgos científicos generales de los últimos 2 años. El hecho de que tantas personas que se han vacunado doble y triplemente también se hayan infectado y reinfectado no es una gran publicidad para la tan cacareada nueva categoría de "vacunas genéticas", que se han puesto en marcha en el mayor experimento jamás realizado en la humanidad. Sin apenas hacer un guiño a los posibles peligros, que se han ido revelando lenta pero constantemente a los que no se pierden en la niebla.

Aunque se ha prestado cada vez más atención a los riesgos de la covariedad prolongada de la infección adquirida de forma natural, sigue siendo una anomalía que tan pocos científicos de la corriente principal hayan aceptado que la proteína de la espiga está lejos de ser inocua y que podría ser el principio tóxico primario, como propone el Instituto Salk que impulsa los síntomas más graves de la covariedad 19. Pero, por lo tanto, también es perjudicial dado que las "vacunas genéticas" programan nuestro cuerpo para producir la proteína de espiga durante cantidades de tiempo variables e imprevisibles.

Si es así, deberíamos preocuparnos por la exposición repetida a estas "vacunas genéticas", ya que la vacunación sucesiva es la forma más segura conocida de garantizar la exposición crónica a la proteína de la espiga.

Afortunadamente, hay excepciones entre los científicos de la corriente principal, una de ellas es Theoharis Theoharides, un profesor de inmunología de Tufts que reconoce el probable papel de la proteína de la espiga en el covid largo y sugiere el uso de dos moléculas naturales, la quercetina y la luteolina, para reducir la neurotoxicidad. ¿Cuándo se aclarará la corriente principal sobre los elementos compartidos de la patología y la causalidad de los daños causados por la inyección de la covida larga y la covida-19?

>>> ¿Le ha generado este artículo preguntas? ¿Sabía que nuestros miembros de ANH Pathfinder obtienen una pregunta mensual gratuita como parte de su membresía anual? ¿Por qué no? ¡Únase a nosotros!

Contabilización de los costes

¿Qué hay de los costes de dar prioridad a las estrategias de vacunación por encima de todos los demás enfoques posibles? Cualquier ejercicio de evaluación de riesgos/beneficios tendría que incluir la contabilización de los costes de todos los acontecimientos adversos (incluyendo la mayoría que no se notifican), así como los atribuidos a las libertades perdidas que se han producido mientras que las poblaciones de todo el mundo han sido mantenidas a raya por sus gobiernos, así como por muchas instituciones y corporaciones privadas. Estos últimos serían muy difíciles de contabilizar de forma exhaustiva y no existe ningún incentivo para hacerlo por parte de ninguno de los que impulsan la narrativa. Pero sabemos que muchos antes que nosotros han considerado estas libertades lo suficientemente valiosas como para arriesgar o perder la vida por ellas cuando antes estaban amenazadas.  

El debate sobre el VAIDS

Hace un mes escribí un artículo "científico" que analizaba las pruebas científicas de la existencia de firmas genéticas (motivos) del VIH en el genoma del SARS-CoV-2. Entonces relacioné esto con la aparente erosión de la inmunidad que se está describiendo como "síndrome de inmunodeficiencia adquirida por vacunación" o VAIDS. Desde entonces me han pedido que ponga mis conclusiones en lenguaje sencillo, que es algo así:

  • Estamos de acuerdo con el recientemente fallecido premio Nobel Luc Montagnier, y con muchos otros, en que hay inserciones del VIH (18 en número) en el SARS-CoV-2, pero no en el SARS. La probabilidad de que esto ocurra por casualidad es minúscula. Es otra pieza del rompecabezas que apunta a que el SARS-CoV-2 es una construcción de laboratorio.
  • Existen numerosas pruebas de que la exposición al virus o a la proteína de la espiga, tal y como la produce el organismo tras la inyección de las vacunas covid-19, daña nuestra respuesta inmunitaria. Parece poco probable que los motivos del VIH por sí solos sean los responsables de esto, pero es difícil comprobarlo de forma concluyente. Los impactos en nuestro sistema inmunitario se producen a través de múltiples mecanismos, como la interferencia con la mucosa intestinal y el microbioma, la erosión de la inmunidad innata y la desregulación de la inmunidad adaptativa, en particular mediante la supresión de las células T asesinas.
  • Gran parte de esta alteración inmunológica parece estar relacionada con la propia proteína de espiga. Por lo tanto, puede deducirse que cuanto más frecuente sea la exposición y mayor sea la cantidad de exposición a la proteína de la espiga, peores serán probablemente las consecuencias a largo plazo. Sabemos que un sistema inmunitario sano es la forma más rápida de eliminar la proteína de la espiga del cuerpo, aunque esto puede ser facilitado por varios tratamientos como la ivermectina, la n-acetil cisteína y la quercetina. Parece más que extraño que los gobiernos y las autoridades sanitarias lleguen a medidas extremas para impedir o disuadirnos de utilizar estas sustancias para protegernos.

Valneva - el nuevo chico del barrio

Quiero terminar diciendo unas palabras sobre la última luz verde del regulador de medicamentos del Reino Unido para la prevención del covid-19 para las personas de entre 18 y 50 años. Se trata de la vacuna Valneva, que no es una "vacuna genética", sino una vacuna completa de virus inactivado, de diseño similar a las vacunas clásicas contra la gripe.

Dado que no da al cuerpo instrucciones para producir la proteína de la espiga, como las inyecciones de ARNm (por ejemplo, Pfizer, Moderna) o de vectores adenovirales (por ejemplo, AstraZeneca, Janssen, Sputnik, Instituto de Virología), algunos lo consideran la opción preferible.

He aquí un resumen de nuestra posición actual sobre el pinchazo de Valneva:

  • Es el producto de una empresa biotecnológica francesa, Valneva SE, creada en 2013. Una de las plantas de fabricación de la vacuna Valneva estará en una planta construida expresamente en Escocia con el apoyo de las contribuciones de los contribuyentes. La Comisión Europea ha conseguido un acuerdo de precompra de más de 60 millones de dosis, a pesar de que el primer ministro Boris Johnson y el secretario de Sanidad Sajid Javid han desechado un contrato de 1.000 millones de libras en septiembre de 2021. Sigue sin estar claro cuántas dosis se pondrán a disposición de la población del Reino Unido, dada la relación fría y caliente que el Reino Unido ha demostrado hacia la empresa biotecnológica francesa en los últimos 2 años  
  • Cualquier decisión de recibir un tratamiento invasivo y novedoso debe implicar un consentimiento debidamente informado y debe estar justificado por la necesidad médica. La situación actual del SARS-CoV-2 no sugiere que exista un riesgo significativo por parte del virus para la gran mayoría de las personas (véase más arriba), y el reciente historial de resultados de los ensayos de la "vacuna" covid-19 de fase 3 ofrece muy poca confianza sobre la eficacia o la seguridad
  • El hecho de que el virus esté basado en un virus completo, que está inactivado para que no pueda replicarse en los vacunados, significa que es muy posible, o incluso probable, que la inmunidad derivada pueda ser más robusta que en las actuales "vacunas genéticas" de covid-19, dado que se desarrollará a través de la exposición a todas las proteínas de superficie, no sólo a la proteína de la espiga
  • El virus se cultiva en células Vero, que es un linaje de células utilizado desde hace mucho tiempo en cultivos celulares derivados de células de riñón de mono verde africano que se remontan a 1962
  • El virus se inactiva utilizando un carcinógeno reconocido, la beta-propiolactona
  • La vacuna utiliza hidróxido de aluminio como adyuvante, que se ha asociado a respuestas alérgicas, hipersensibilidad, trastornos inmunológicos, síndrome de fatiga crónica, síndromes de dolor, diversos síntomas neurológicos y el síndrome de la Guerra del Golfo, véase aquí, aquí y aquí.

Para quienes están preocupados por el perfil de riesgo de la nueva vacuna Valneva, el hecho de que sea una vacuna con adyuvante de aluminio puede ser el criterio más importante para dar el consentimiento informado o rechazarlo.

Llevar a casa

En este mundo tan revuelto en el que la ciencia, la política y la corrupción se han entrelazado profundamente, y a veces son inseparables, en nuestra opinión sólo hay un camino a seguir: tomar todas las decisiones relacionadas con la salud con los ojos bien abiertos. Espero que este artículo ayude a simplificar algunas de las complejidades a las que se enfrentan actualmente muchas personas y familias, y nos recuerde el poder y el valor de apoyar a nuestros cuerpos y a nuestros sistemas inmunitarios de la forma en que la naturaleza los concibió, para que más personas puedan tomar decisiones más completamente informadas.  

 

>>> La Alianza para la Salud Natural Internacional vuelve a publicar sus directrices

>>> Visite covidzone.org para ver nuestro contenido completamente curado de los últimos dos años

>>> Volver a página web

Orgullosamente afiliado a: Enough Movement Coalition socio de: Consejo Mundial de la Salud

Podcast Vídeo Noticias Evento Campaña Todo

Únase a nuestro seminario web gratuito

'El qué, el porqué y el cómo del modelo MRB: La mejor solución de gestión de riesgos para los micronutrientes en los complementos alimenticios'

Martes 11 de octubre de 2022 a las 15:30 horas CET

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

EN CORTO

Introducción a ANH Europa y al equipo de ANH Europa

Oradores expertos: 

Dr. Jaap Hanekamp: Profesor Asociado de Química del University College Roosevelt, Middelburg, Países Bajos

Dr. Robert Verkerk, PhD: Fundador, director ejecutivo y científico de la Alianza para la Salud Natural Internacional; miembro de la junta directiva de ANH Europa